8 ene. 2009

Ocho semanas

Resulta que para no perder la costumbre entregué este martes un libro que me encontré en mi casa, que al parecer saqué prestado de la biblioteca de la facultad, obviamente hace mucho que debía entregarlo por lo que me gané una fabulosa multa de OCHO semanas... en las cuales no podré sacar libros... esto es una muestra de lo olvidadizo y distraido que soy, pero también soy flojo como muestra: la verdad es que no me encontré solo un libro por entregar, fueron dos, pero me dio mucha flojera cargar dos libros en un día, así que decidí que el otro lo entregaría este viernes... yo creo que tendré una multa bastante larga (espero no olvidar el libro este viernes, de hecho por eso escribo esta entrada). A veces creo que soy demasiado... porque muchas de las cosas que hago rayan la estu...z, por ejemplo en "vacaciones" para entrar al IIMAS había que seguir un pequeño protocolo para que abrieran una puerta de cristal y poder entrar. Un día que fuimos a "trabajar" en el proyecto de arquitectura, seguí el protocolo: saludé al de vigilancia, le sonreí, me registré (i.e puse comillas en toda la hoja de registro) y le dí una credencial al vigilante, después gire a la izquierda y esperé a que abrieran la puerta... después de un tiempo... me di cuenta de que no me abrían la puerta, así que repasé que hubiese seguido el protocolo bien, y sí lo había hecho bien, así que miré al vigilante y le pregunté por que no me habría la puerta, se me quedó viendo con cara de... y me dijo: "la puerta ya estaba abierta", je chale yo creí que el cristal estaba tan limpio que...
No se si soy distraído en exceso o algo peor, pero esas cosas me pasan seguido, por ejemplo cuando creí que habían cambiado la combinación del candado de mi casillero, después de intentar varias combinaciones que suelo usar para candados y de pensar "como le habrán hecho para cambiar la combinación.?.. pero me voy a quejar!!!" me di cuenta de que "oh no me ha vuelto a pasar... este no es mi casillero" y en efecto ese no era mi casillero... Otra cosa que me pasó fue que al hacer una tarea de programación se me "olvidó" leer la tercer hoja de especificaciones... donde decía que había que entregar un diagrama de clases... yo sólo leí la primer hoja donde venía la especificación del problema que resolví... claro cuando reclamé por mi calificación me dijeron que había que entregar tal diagrama y yo no recordaba nada de eso, pero sí , en la tercer hoja estaba ese requerimiento. Podría contar muchas otras cosas similares (cuando perdí y recuperé mi memoria USB para luego volver a perderla... o cuando se me olvido el nombre de..., o cuando me iba a mi casa y me percaté de que no traía mi mochila...) pero creo que lo dejaré para otra ocasión; espero que este año no cometa tantas de estas cosas, cuando menos no se me olvide entregar los libros a tiempo...

No hay comentarios:

ga