30/8/2011

El Penacho de Moctezuma 2

Cuando llegué a Graz esperaba encontrarme algo similar a lo que había visto en Canadá, estaba equivocado. Graz es una "simpática", limpia, de calles enredadas, y pequeñísima ciudad cuya población esta compuesta principalmente de estudiantes. Es lo que Arturo llamaría: un pueblo de estudiantes. Llegué a esta ciudad el domingo por la mañana deseando llegar al hotel para poder bañarme, comer, dormir y terminar una presentación para el día siguiente. La ciudad parecía estar abandonada, si no fueran por los curiosos "trenesitos" verdes (que me recordaron a los de Chapultepec) que se paseaban
por la ciudad hubiera pensado que en verdad Graz estaba abandonada. Intenté llegar al hotel usando estos trenesitos. Fue imposible ya que me perdí en las calles enredadas... y cuando llegué a encontrar a alguien sucedía que no hablaba inglés o bien no tenía idea de donde estaba el hotel a donde iba. Con la ayuda de un taxi logré llegar. Lo primero que hice después de descansar un poco y tomar un baño fue buscar algo de comer por la ciudad... no encontré un solo lugar donde comprar comida, ni una "tiendita", ni un restaurante, nada. "Todo" estaba cerrado, parecía que la población se había ido de la ciudad dejando atrás sus bicicletas por todos lados (eso sí, bien estacionadas y toda la cosa). Debo confesar que ese estado de la ciudad me deprimió algo (aunque ahora pienso que el hambre que sentía también influyó). Total, que logré conseguir algo de comer y me encerré en mi cuarto todo el resto del día.

¿y las tortillas?

Al día siguiente pude encontrarme con el equipo de investigación, dí una presentación sobre Synthesis y practicamente me la pasé conviviendo con el grupo el resto del día. Tuve la oportunidad de probar comida típica austriaca (el nombre me fue impronunciable y necesité ayuda de mis anfitriones para ordenar y por lo mismo no recuerdo los nombres) de enterarme sobre su cultura y lo ricos que se sienten y comprobar que no sólo los mexicanos se frustran por no ser buenos jugando fútbol. Alrededor de las 10 pm regresé al hotel para preparar la retirada. En favor de la ciudad, debo decir que ésta se tranforma entre semana, pues al parecer los austriacos salen de sus madrigueras para hacer ruido, pero vuelven a ellas cada fin de semana de donde ni sus narices asoman. Regresé a Viena en la madrugada, dispuesto a regresar con fotos de una de las ciudades mas hermosas del mundo. Pongo fotos. Me encantó que en Viena todos los edificios históricos están super cuidados y limpios, total es una ciudad de primer mundo, sin embargo, muy distinta a lo que ví en Canadá, no ví casi nada de influencia extranjera (según mis escasos conocimientos al respecto). Al caminar por las calles de Viena/Graz uno se siente como en el Centro Histórico de la ciudad de México.




Al regresar a Viena pude "comprobar" que si uno sabe andar en el metro de la ciudad de México, entonces uno se es capaz de andar en cualquier otro metro en el mundo. Usando el metro de Viena llegué a la zona de los edificios históricos, donde logré tomar algunas fotos. Porque quedaba cerca y tenía algo de tiempo decidí pasar por el museo de Etnología, con el firme propósito de traer de vuelta el Penacho de Moctezuma: encontré cerrado el museo, compatriotas ya será para lo otra, lo que no pude no traer fueron los euros que se usan en Asutria para incrementar mi colección :-) . Regresé a México contento y muy cansado después de visitar tierras europeas.

estación de metro

El tema de investigación no era sobre algo clásico en ciencias de la computación, mas bien era para realizar investigación en una aplicación de la lógica algo nueva. Explico: Imaginen que se tiene especificación de un programa P, esta dada en alguna lógica temporal. La especificación es la entrada de otro programa I cuya salida es la implementación de P. El chiste es encontrar I (en caso de ser posible), para lo cual ofrecian un buen salario por cinco años. El trabajo de investigación era una mezcla entre matemáticas e ingeniería (programación = ingeniería) pero para el cual es necesario tener fuertes bases de lógica. Lo interesante del problema es que el problema se encuentra en 2-EXP (cota mínima) para el caso general, pero para algunos casos particulares (según la forma de la especificación) es posible encontrar soluciones en tiempo polinomial y resulta que muchos de estos casos especifican sistemas/programas interesantes. Las entrevistas fueron principalmente sobre teoría de autómatas, donde la única pregunta que no supe contestar consistió de autómatas alternantes, también me enteré que la razón del largo periodo de silencio para hacerme la invitación se había debido a que una de mis referencias se tardó un montón en mandar su carta de recomendación. Quedamos en estar en contacto, me harían saber si me hacian una oferta o simplemente me darían las gracias.


no es el Angel en Reforma

Después de este viaje recibí una invitación para visitar Oslo por parte de otro grupo de investigación, la cual agradecí pero no acepté debido a que para entonces ya tenía tomada una decisión sobre el doctorado, pero de eso posiblemente escribiré mas adelante.
la llegada del tren

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que quieren hacer que no es imposible y se relaciona con el Halting problem?

PAGE dijo...

Hola,

mmm no hasta donde sé. Pero entiendo la confusión y reconozco se debe en gran parte a la manera (burda) en que describí el problema, pero tan solo intentaba ser coloquial.

En realidad este problema esta más relacionado con el problema de la verificación. La especificación del "programa" se da en LTL (la cual no es más expresiva que la lógica de primer orden... nótese esto como importante). El problema tiene solución, se sabe como construir I, el problema es que esta en 2-exp para el caso general (el truco es encontrar un autómata de Rabin apartir de un automata de Buchi).

Puedes revisar este artículo si estas interesado en una descripción formal del problema: Sysnthesis of Reactive Designs.

Gracias por el comentario!!

ga