27 de ene. de 2012

AMLO

He querido escribir mas seguido, pero da la casualidad que este "semestre" estoy tomando una clase que me consume mucho tiempo y que me hace recordar mis tiempos de primer semestre en Ciencias, donde la pregunta constante era ¿a mi cuando se me hubiera ocurrido eso? y cuando las tareas eran de solo 5 preguntas sencillas, pero que requerían de mucho trabajo para resolverlas, ademas he invertido bastante tiempo buscando un nuevo lugar donde vivir (estoy algo cansado de tener roomates), toma tiempo visitar cuartos, casas, departamentos, llenar solicitudes,etc, etc, por otro lado he tenido que ensuciarme las manos con trabajo de ayudante... jeje, total que al final no me queda mucho tiempo para escribir en el blog, bueno... en realidad si queda algo de tiempo... total que hoy decidido escribir mi opinión sobre AMLO.

El señor López Obrador nunca me ha dado mucha confianza. En las pasadas elecciones tomó actitudes que simplemente no me gustaron, como polarizar al país. AMLO durante su campaña dividió a México en dos grupos: los buenos y los malos (los ricos y los pobres, los buenos los que lo apoyaban los malos el resto...), tan seguro estaba AMLO que ganaría que tuvo desplantes de diva: no se presentó al primer debate, chachalaca a cualquiera le decía, y presumía sus 10 puntos de ventaja a semanas del 2 de julio. La verdad, yo sí creí que ganaba (por mi estaba bien que así fuera), viviendo en una ciudad y en una delegacion por conveniencia y tradición perredista (Iztapalapa, DF) todo el mundo de mis rumbos ya lo daba por ganador, aunque siempre me quedó claro que México era más que sólo Iztapalapa (algunos no, y por eso no entendieron el margen tan cerrado). Llegó el 2 de julio y todos sabemos lo que pasó. Fue entonces que AMLO mostró mas de su lado... ¿oscuro?. Recuerdo cuando salió a declararse ganador la noche del 2 de julio (por menos de .5 puntos, ¿donde quedaron los 10 de ventaja?) y a exigir al IFE que respetara su resultado...(en otras palabras: mi encuesta y yo ya decidimos que sere el presidente...) recuerdo que desde el momento en que no se dio a conocer un ganador se empezó a construir la teoría del fraude, mostrando videos, boletas y supuestas pruebas, que parecían más patadas de ahogado pues a los pocos días fueron todos desmentidos y que a mi parecer hubieran bastado para desacreditarlo (se acuerdan de los supuestos millones de votos que el IFE estaba ocultando?). Las acciones que tomó AMLO después despertaron aun más dudas: ¿nombrarse presidente legítimo en una votación a mano alzada en el Zócalo?, ¿organizar un gabinete fantasma?, ¿iniciar campaña para el 2012 recorriendo todo el país seis anios antes? pero a la vez mandar al diablo a las instituciones? ¿inventarse a Juanito?.

No es sorpresa que AMLO este de regreso, de hecho desde hace seis años lo esperábamos... algunos nos sorprendimos cuando Ebrard insinuó que quería competirle el puesto de candidato de las "izquierdas", pero lo aplacaron rápido y fácil. AMLO ahora vuelve recargado de "amor" y con una cara totalmente distinta, ya no prometiendo que le quitará el dinero a la mafia del poder y a los ricos que le arrebataron la presidencia, pero sí prometiendo que ¿elevara la honestidad a rango supremo? y desde ahora nombrando su gabinete y hasta haciendo las paces con Televisa. Yo creo que AMLO no ha cambiado mucho y la verdad dudo que ofrezca un verdadero cambio. Lo que más me preocupa de la llegada de AMLO es que en mi opinión, él representa la idea paternalista que el PRI metió en la cabeza de muchos mexicanos: me necesitas para poder avanzar, si no estoy yo en el poder no la haces. Creo que esta idea es errónea y que los mexicanos nos debemos dar cuenta que es sólo poniéndonos de acuerdo es que podemos lograr un mejor país, es decir trabajar para que así sea. Hace poco vi esta entrevista a Damian Bichir (nominado al Oscar por cierto) que refleja esa idea paternalista que el PRI metio en la cabeza de los mexicanos: la espera del Chicharito de la política, la llegada del presidente que nos saque del hoyo de donde no queremos salir. En mi opinión, esta idea del politico honrado que nos salvara de todos los corruptos y resolvera nuestros problemas no ayuda en nada. Total, reconozco que no todo es malo en MALO, creo que como todo político tiene sus/algunas virtudes pero aún no me convence del todo, Ebrard me parecía mejor opción para el PRD... pero total, ya veremos.


4 comentarios:

Arturo Curiel dijo...

Jaja, es interesante lo que publicas. Sin embargo, a mi me parece más importante que no gane Peña a que gane AMLO.

Yo en ese sentido pienso como tú. AMLO se me hace una persona hipócrita y deseoso de poder. Partió a la nación en dos en momentos cuando más se necesitaba la unidad, por un mero berrinche. En lugar de trabajar por el pueblo, se puso a enardecer los ánimos para que se hiciera su sagrada voluntad. Se engaña a si mismo si cree que es mejor que cualquiera de los otros políticos, que buscan el poder por el poder sin pensar que desde arriba puedes dañar a muchas personas. Sin embargo, se me sigue haciendo peor que gane Peña.

Lo que me he dado cuenta en la sección de comentarios de los periodicos en linea, es que la gente no entiende como funciona el sistema político mexicano, ni como funcionaba la dictadura priista. Y se hace patente, sobre todo, en los comentarios de quienes juzgan a Calderón por la guerra del narco o quienes ensalsan al peje: la gente no se da cuenta que en estos tiempos no existe el presidencialismo de antaño. Hoy por hoy, el fulano que está en la presidencia (si no tiene el apoyo de la mayoría en el congreso), es un chivo expiatorio. No más, no menos. Antes no era así, antes el presidente normalmente era un priista con mucho poder al que los demás priistas decían "si amo" y el congreso pasaba lo que él pidiera. Hoy ya no, y ejemplos hay muchos. El presidente de la república puede proponer mil cosas, pero es el congreso quien las vota y quién ultimadamente ha decidido lo que NO se hace. Ahí es donde están jugando al poder, no en la presidencia. Calderón no se ni cuantas veces ha usado su derecho de veto, por ejemplo, para forzar su agenda...pero te aseguro que las cuento con una mano. Por eso mismo, si llega AMLO sin mayoría en el congreso, siento que no importa tanto. Va a gritar, va a llorar, va a querer polarizar a la sociedad desde la silla, vamos a perder 6 años más, pero al final se va a tener que retirar con la cola entre las patas. Si llega Peña con mayoría priista, por otro lado, él si podría hacer, efectivamente, lo que se le pegue su gana. Todo. Cualquier cosa. A fin de cuentas, nuestro sistema político está diseñado y fue moldeado por 70 años para eso. En efecto, se reactivaría el modelo de antaño ¡puesto que nadie se preocupó por retirarlo cuando tuvieron la oportunidad! Nadie se preocupó en reformar la constitución de forma que no volvieramos a caer en el mismo juego, ya fuera con mecanismos de rendición de cuentas, cambios en la dinámica de los poderes de la unión o siquiera poner más personas en puestos clave para que se distribuyera el uso de los poderes públicos y no pudieramos, ni por accidente, quedar con un "presidente supremo" como antes. No, nadie lo hizo. Todos lo vieron, todos ven como eso aún funciona como tal en algunos estados de la república, y aún así a nivel federal es igual. Como todo, no aprendimos nada y no hicimos nada. Somos excelentes mexicanos.

Por eso, en ese sentido, siento que es mejor que gane ya sea el PAN o el PRD que el PRI. De todas formas ya estamos muy lejos en este juego como para fingir que hay izquierda en México.

A, y en cuanto a tus clases, neta? No manches, a mi ya me estuvieran cogiendo entonces.

PAGE dijo...

Estoy de acuerdo contigo, lo importante es que el PRI no regrese a la presidencia, representaria, en mi opinion, un gran retroceso, pero en el caso de que ganara AMLO no veo mucha diferencia.

Mucha gente (como Damian Bichir) piensa que solo se trata de cambiar al delantero "eventualmente llegara un chicharito... y si no mete la pelota pues hay que cambiar...". Asi le echan la culpa al delantero por no meter goles, pero no se dan cuenta que en todo el partido ni le han pasado la pelota!! total, creo se necesita mucho mas tiempo para erradicar esa idea.

sobre la materia: es estructuras de datos avanzadas, es la primer materia que tomo con el nombre de estructuras de datos y que en verdad uno aprende estructuras de datos, muy bonita, tampoco nada del otro mundo. Creo que te estarias divirtiendo mucho si la llevaras.

Arturo Curiel dijo...

Si, tambien creo que podría llegar a ser lo mismo con amlo pero no se, lo veo más lejos por la misma polarización que él impuso. De todas formas, por el momento no se ve que vaya a llegar muy lejos. Es como lo que dices, por Marcelo Ebrard si hubiera votado todavía con algún grado de convicción...en fin.

Hey, hace falta que la gente entienda que una sola persona (ni mil) puede hacer nada para ayudar a 118 millones. Pero ¿cómo le haces para que lo vean? Luego están bien radicalizados los que piensan que amlo es el mesías, de verdad creen que si llega ellos no van a tener mas que sentarse a esperar para ver como les obra el milagro...sin embargo, no creo que nada cambie mucho si se quedan todos sentados sin hacer nada. Es bien fácil quejarse, insultar y descalificar sin pensar que es lo que uno mismo tiene que sacrificar por los demás para que un país funcione. Pero no, en mi experiencia pocos quieren dar algo: la mayoría no quiere hacer nada por nadie. Eso, para que veas, si se me hace triste.

Jajaja, por lo del curso yo creo que estaría yo ya llorando mucho. Es más, ya tendría la maleta a medio llenar para regresarme a México (o una soga). Yo estoy tomando un seminario bien extraño de lógica, pero la dinámica de cursos aquí es diferente a lo que uno está acostumbrado. También ya estoy ayudanteando (en algo todo bestia en primer semestre) pero igual, aquí es como diferente. Es re chistoso, ¿te acuerdas de la libertad de cátedra? Aquí existe como a medias, puesto que el estado tiene la mano bien firme sobre la educación para asegurar que todos los que aprueban tengan lo mismo a la entrada y a la salida (en la medida de lo posible). Es diferente, lo confunde a uno si viene de fuera.

Omar dijo...

"Lo que más me preocupa de la llegada de AMLO es que en mi opinión, él representa la idea paternalista que el PRI metió en la cabeza de muchos mexicanos: me necesitas para poder avanzar, si no estoy yo en el poder no la haces."

Exactamente , al final todo depende de los ciudadanos, gane quien gane, si uno no se esfuerza no la libra.

ga