20 ago. 2008

Sobre Pemex y las refinerías...

López Obrador no es de mi agrado desde que se inventó el fraude, (que nadie ah podido probar y que inlcuso los perredistas a mas de un año declaran que no hubo y que perdieron por errores) a base de mentiras y falsas pruebas, pero sobre todo con discursos que se apoyan más en el resentimiento de un pueblo explotado y olvidado por el gobierno. Total un día de estos daré mi opinión sobre ese señor AMLO.

Leyendo la columna de Luis Gonzales de Alba me identifiqué con casi todas las preguntas que lanza, y me molesta ver tanta (afortunadamente menos cada día) gente que siga al peje como si no pudieran hacerse esas preguntas tan sencillas que desacreditan tan fácil su movimiento. Dejo parte de la columna, para quienes quieran leerla completa den click aqui.



Entiendo a López Obrador y lo entiendo muy bien, pero no a sus corifeos. Él anuncia todos los días que habrá violencia… y todos los días trabaja para que la haya. Sigue la sencilla tesis de “entre más pior más mejor”. Llama “traición a la patria” a que otros realicen lo que él propuso y publicó en su libro Un proyecto alternativo de nación: un Pemex complementado con la participación de capitales privados. Condenó, hace meses, y con entera razón, que Pemex abriera una refinería en Texas y no en México. Ocultó en su discurso incendiario que Pemex se vio obligada a irse a Deer Park para poder asociarse con Shell porque aquí la Constitución lo prohíbe, allá toda inversión es bienvenida. Por eso son ricos (enfásis mio).

........

Que condene esa aberrante inversión en el extranjero, y oculte que es su oposición, y la de los Bartlett del PRI, la que obliga a Pemex a dar empleo a texanos y pagar impuestos a Texas, es comprensible en su lógica dinamitera. Exige construir refinerías en México y muchos firmaríamos su demanda, pero sabemos todos que Pemex no tiene el capital necesario porque aporta el 40 por ciento del presupuesto federal. Si la petrolera lo dirige a refinerías y exploración, como debería hacer, ese 40 por ciento debe salir de otro lado. Y no hay otro que una reforma fiscal. Lo sabe y por lo mismo también se opone a esa reforma. Ya se lo gritó al senador Carlos Navarrete: “¡Que se hunda Pemex, yo lo rescataré cuando sea presidente!”.

....

.....

¿Es vanidad intelectual?: “No me equivoqué hace dos años y no me equivoco ahora”. ¿Es así de simple? Las personas inteligentes que apoyan los referendos sobre la reforma petrolera, ¿no saben que el PRI presentó la suya? ¿Que Cuauhtémoc Cárdenas con buena parte del PRD tienen la suya (enfásis mio).? ¿Que el Presidente y el PAN aceptaron que la reforma podría salir de un acuerdo y no de la original, que es la que motiva el referéndum? ¿No vieron las casillas vacías en el primero ni leyeron que hubo gente que llegó a preguntar para qué era ese tinglado, la casilla de votación? ¿No vieron que ni creyendo las cuentas del Gran Capitán mostradas por Camacho, alcanzaron los votos del primer “referéndum” al número de perredistas en la ciudad más perredista que es el DF? No votó ni el PRD completo (enfásis mio).

Los secuaces lumpenizados van por el botín que ofrece el PRD hecho gobierno como antes iban por el que ofrecía el PRI. Van al pillaje ambulantes, taxistas piratas, policías que reinstalaron las redadas para esquilmar 1500 pesos a familias pobres de jóvenes detenidos sin motivo en discos de a 25 pesos la entrada. Pero, ¿y los escritores, las periodistas, los caricaturistas, los editorialistas? No logran decirnos de dónde saldrían cinco refinerías si Pemex sigue aportando el 40 por ciento del presupuesto(enfásis mio).. No explican por qué está bien comprar gasolina a refinerías privadas, en Texas o la India, y es traición pedirles que se instalen en México y así den empleo a mexicanos y paguen impuestos aquí. Por qué es tan grave que compañías, privadas, que transportan petróleo en camiones, lo manden por ductos.

....

....

No hay comentarios:

ga