23 nov. 2010

Para eso estudiamos

Hace algunos meses:

Yo: ¿apoco ya también trabaja?
El: Sí
Yo: Todo el mundo de nuestra generación ya trabaja!!! menos yo...
El: Pues sí, para eso estudiamos....


Hace unos meses yo estaba feliz descansando de mi visita a Canadá, y no tenía en mente trabajar si no sólo obtener el titulo de maistro y después ver que hacer. Hoy mientras Lisa se digna en darle su bendicón a mi trabajo de tesis y mientras los ineptos del posgrado solucionan sus errores administrativos, "trabajo". Trabajar ha sido divertido, hubo días en los que trabajar involucraba ir de excursión a Mixquic (un pueblito en las orillas del D.F. que colinda con Chalco, sí ese lugar del cual uno se entera sólo cuando se inunda y cuyos habitantes, como todos los de provincia, se refieren al D.F. tan solo como "México"). Al principio fue complicado pues ya tenía un buen rato que no programaba en Java... además de tener que aprender Struts, Hibernate, y recordar SQL.

Yo creí que trabajar hacía daño o algo similar. La verdad es que después de estos meses programando el único daño que he sufrido han sido los kilos que he ganado y eso se debe principalmente a la excesiva vida sedentaria que siempre he llevado, sólo que ahora tengo dinero para comprar el doble de comida chatarra que antes. Necesito hacer ejercicio. Mi recomendación a todos aquellos que terminan la escuela y empiezan a trabajar es: hagan ejercicio!! bueno no, mejor hagan ejercicio cuando estén viejos y llenos de enfermedades.

Mis labores ahora se basan principalmente en programar y reunirme con el equipo sólo cuando es necesario. Lo cual significa que las excursiones a Mixquic ya no son frecuentes. Lo cual a su vez implica estar la mayor parte del tiempo frente a la computadora programando TODO el día. Mi amigo Dai asegura que ese tipo de vida, en donde uno pierde la noción de si es día o noche por andar programando todo el día, es desesperante, que falta contacto humano. Yo, sin embargo, creo que ese estilo de vida es muy cómodo. De hecho era muy similar a mi diario vivir en el último año. Sólo que ahora me pagan!!.

En resumen: Trabajar no hace tanto daño como cuentan por ahí... y después de todo, en parte: para eso estudiamos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero no crees que es triste que estudiemos una maestría relativamente buena, seamos computologos y terminemos programando en java la típica pagina con MVC?

Esta bien que haya que prostituirnos un rato, pero estas pensando en buscar algo mas apegado a tus intereses de maestría?

PAGE dijo...

@Anónimo
Gracias por el comentario!
en esta vida hay muchas cosas muy tristes, por ejemplo:
Que me paguen más que a un maestro de tiempo completo titular "C" de la UNAM en sus primeros años.
Que no haya suficiente inversión en la investigación, de tal forma que tener una maestría en México significa "estudiar lo que no entendiste de tu carrera" o "lo que nadie te pide en los trabajos".
¿El hambre mundial? ¿que el Cruz Azul no pueda ganar un título?. Ya no se ve tan triste, ¿no?


Ya hablando en serio.Sí estoy considerando "algo mejor". Si Dios quiere, en algunos meses estaré escribiendo desde el otro lado del charco sobre mi nuevo y emocionante trabajo. Pero aún no esta seguro.

Saludos, Anónimo(¿quien eres?)!

Glass dijo...

Si we', está culero ver como te conviertes en otro mexicano obeso.

PAGE dijo...

sí a este paso pronto seré como Root...

ga