21 ago. 2012

Yo no pido mordida

Fue Cobi (al final imagen) la mascota de las olimpiadas de Barcelona 1994 quien despertó mi interés en los Juegos Olímpicos, desde entonces trato de seguir los Juegos cada cuatro años. Sin embargo, nunca hice deporte más que las típicas clases de educación física  e ir a jugar fútbol cada sábado  con mi papá y mi hermano. Fue hasta la prepa cuando empecé a practicar deporte  más formal. Competí en la prueba de 1500 metros (y otras...); "formé" parte del equipo representativo de la UNAM en la universidad, fui malísimo,  en parte por ser demasiado frágil, me lesionaba a cada rato, sin embargo, desde entonces veo casi todas las competencias de atletismo de los juegos olímpicos y tengo alguna noción de lo difícil que es competir. Veinte segundos en una competencia de 800 metros es una eternidad, no se diga un segundo en 100 metros planos. 

En cada juegos olímpicos (o competencia internacional), como muchos, me sentía feliz de que "México ganara medallas" o como muchos dicen: "ganáramos medallas", y triste de lo contrario. Si atletas mexicanos ganan algo, se dice que ponen " el nombre de México en lo más alto" o que todos "ganamos", etc, etc. No estoy de acuerdo con semejantes frases. Aunque los atletas compitan en nombre de un país, creo que realmente compiten por ellos. En cada competencia lo que ellos buscan es mejorar SU desempeño, por ejemplo, en fútbol buscan jugar SU famoso "quinto partido" o bien jugar muy bien para que les ofrezcan trabajo en Europa. En atletismo, buscan mejorar su tiempo, establecer marcas, etc, etc. Creo que los deportistas por naturaleza son egoístas y tiene sentido que lo sean, incluso muchos dicen que contra quienes compiten es contra ellos mismos. Al final quien sube al podio y se lleva la gloria son ellos lo mismo si fracasan. Me parece por lo tanto  absurdo "colgarme" del trabajo  de otro(s) compatriota(s) al decir "ganamos".  Pero me parece mucho más absurdo (o cuando menos igual) sentirme "menos" por su derrota. El extremo de lo absurdo sucede cuando por razones "desconocidas" las personas piensan que tal o cual deportista "les debe algo". Abundan en las redes sociales innumerables ejemplos de gente insultando, por ejemplo, a Paola Espinosa por no ganar una medalla en su prueba individual, quienes le profieren una cantidad de insultos por dar declaraciones serenas del tipo "estoy contenta con mi desempeño", los que no soportan frases "un séptimo lugar es muy bueno...", en coro y con odio los poseedores de la verdad de las redes sociales sentencian : por eso México no avanza.... Los "pamboleros" que odian al Chicharito por fallar goles... o por no ser titular en su equipo abundan; aún existen quienes disfrutan que a los atletas les vaya mal... intento pero no puedo entender semejantes "razonamientos". El peor  de los comentarios es el que expresa que el honor de la Patria se mancha por los resultados de las competencias.

Celebro cada vez que un atleta mexicano gana una medalla (o cualquier otra cosa), lo hago no porque de alguna manera mágica me adueñe su triunfo si no más bien por la mera alegría que me da ver que alguien con quien comparto muchas cosas (idioma, historia, gustos, etc) le esta yendo bien y ¿porque no? por el buen "show" que dio. Aunque confieso, cada vez que algún (representativo) mexicano gana algo, la felicidad y emoción me duran apenas unos días... en realidad quizá s'olo unas horas... en unos meses apenas me acordaré de sus nombres, para los siguientes juegos me importará saber más el nombre de la mascota de los juegos que de los integrantes de la delegación mexicana... espero que ningún atleta mexicano  este "entrenando por mi"...


Algunos creen que el honor de la patria está en juego en cada competencia internacional como un mundial de fútbol o Juegos Olímpicos. Lo hacen ver así quienes hacen negocio del deporte y lo hacen para incrementar sus ganancias (no necesariamente económicas, políticas también).  Cuando "pierde México" venden el "somos una porquería" y cuando gana "no hay nadie mejor que nosotros", o bien: "pero perderán en la siguiente..." todo depende de que venda más. Por lo tanto, debieramos ignorar semejantes expresiones. Quienes crean que el honor de la patria se mancha por la derrota de los deportistas mexicanos están equivocados y quienes insultan a los deportistas por perder me parece son acomplejados que a lo único que aspiran es a "colgarse" del triunfo de otros para sentir que porfin en su vida ganaron algo.

Se da uno cuenta que el  honor de la patria esta manchada cuando vas a la policía en otro país a reportar un robo y el policía al darse cuenta que eres mexicano te dice en broma: "...yo no pido mordida...".  

Para quienes no conozcan a Cobi




No hay comentarios:

ga